8 tips para dormir en un aeropuerto

Hay varias razones para pasar la noche en un aeropuerto: tu vuelo sale de madrugada y no hay transporte público nocturno, perdiste el avión, estás haciendo escala y no te apetece salir del terminal o, simplemente, tienes un presupuesto reducido y no quieres pagar un hotel por unas pocas horas.

Ya sea por estos u otros motivos, si estás pensando en pernoctar en un recinto aeroportuario, entonces te interesan estos consejos para dormir en los aeropuertos.

8 tips para dormir en un aeropuerto

1.- Averigua si el aeropuerto permite a los pasajeros pasar allí la noche. Aunque no lo creas, algunos terminales de pequeñas ciudades cierran tras el último vuelo y ninguna persona puede permanecer dentro de las instalaciones. Si es posible quedarse, comprueba los servicios que ofrece. En Melbourne, por ejemplo, hay duchas a disposición de los pasajeros en tránsito.

2.- Ten un plan B: creías que podías refugiarte en el terminal, pero resulta que amablemente te piden que abandones las instalaciones. Pues no queda otra que pagar una habitación, o buscar una cafetería que abra las 24 horas del día, para no quedarte en la calle. Si llevas algunas direcciones preparadas, la experiencia no será tan desagradable.

3.- Prepárate para posibles cancelaciones: Esto aplica principalmente para el invierno o esas épocas del año en que los huracanes, volcanes u otras fuerzas de la naturaleza deciden cruzarse en nuestro plan de vuelo. Las noticias y las redes sociales de las líneas aéreas pueden ser las mejores fuentes de información. Si es el caso, viste ropa cómoda, lleva algo de abrigo a mano, incluida una manta ligera, y reserva un buen rincón en el aeropuerto.

4.- Lleva algo para acostarte en el suelo, audífonos y gafas oscuras: la mayoría de los asientos de los aeropuertos no destacan principalmente por su comodidad. Así que lleva algo para acostarte en el suelo, como una toalla, una chaqueta o una esterilla; usa audífonos para que no te moleste el ruido y gafas oscuras si no puedes dormir con luz. Las gafas también vienen bien para quienes prefieran quedarse sentados y que los demás no sepan que están durmiendo.

8 tips para dormir en un aeropuerto

Algunos aeropuertos internacionales, como el de Melbourne, cuentan con duchas para los pasajeros

5.- No olvides las provisiones: en ocasiones, las tiendas ubicadas en las zonas de embarque cierran a partir de medianoche, así que no olvides llevar algo de comida y bebida para alimentarte durante las largas horas de la madrugada

6.- Siempre lleva un paquete de Kleenex en tu equipaje de mano. Sin son toallitas húmedas, mejor aún. No te imaginas lo útiles que pueden ser, en múltiples situaciones.

7.- No tientes la suerte: si eres de los que escuchan música para dormir, procura proteger el dispositivo dentro de una chaqueta o en el bolsillo de tu pantalón. No vaya a ser que alguien se lo lleve y te quedes sólo con los audífonos. Si eres de las personas afortunadas que logran dormir profundamente en cualquier lugar y posición, no olvides poner una alarma para despertarte. Y si viajas solo, también puedes escribir un post it, con la hora en que quieres que alguien te despierte, y pegártelo en tu ropa o en las sillas a tu alrededor. Al parecer la gente suele hacerte el favor.

8.- Trata de ubicar los puntos de información y de seguridad: en principio, no tiene por qué ocurrir algo, ya que la mayoría de los aeropuertos suelen ser seguros, pero como más vale prevenir, localiza al menos un punto de información y/o de seguridad, ante cualquier imprevisto.

Asimismo, aeropuertos como el de Bolonia cierran las zonas de embarque entre las 12 de la noche y las 4:30 de la mañana, eso significa que tienes que dormir en las zonas públicas y que no todas las personas que están allí son viajeros. De hecho, nos ocurrió en una ocasión, en Bolonia precisamente. A nuestro lado teníamos dos sintecho que se refugiaron del frío en el terminal. Fueron muy educados, pero a veces no se tiene esa suerte.

Consejos de viaje de otros travel bloggers:

7 Respuestas a “8 tips para dormir en un aeropuerto

  1. La verdad es que nunca me ha tocado vivir esta situación (toco madera), pero no está de mal incluirlas en un caso de emergencia. Pocos sitios me puedo imaginar tan poco confortable, yo soy de las que, aunque sea por unas pocas, horas, prefiero coger un hostal baratuno 🙂 Un abrazote

    Me gusta

    • Estoy de acuerdo contigo Patricia. Yo he tenido que dormir en aeropuertos un par de veces, y prácticamente no pegué ojo. Pero como nunca se sabe qué puede pasar, siempre es bueno tener algún tip a la mano que haga más llevadera la experiencia. Gracias por tu comentario

      Me gusta

  2. Salvo el punto 5, el resto no he cumplido ninguno en mi vida!! jaja Y he dormido en medio centenar de aeropuertos  
    Punto 1: si no lo permite, te metes en el baño (lo hicimos p.e. en el aeropuerto de Islandia)
    Punto 2: Jamás falla el punto 1  
    Punto 3: ¿Qué tiene eso que ver con dormir en el aeropuerto?
    Punto 4: El saco de dormir siempre en la mochila, el resto, buscar cartones que siempre hay en los aeropuertos y zonas cálidas
    Punto 5: Ok
    Punto 6: Estás en un aeropuerto!! Hay baños y papel!!
    Punto 7: No uso de eso
    Punto 8: Jamás ha ocurrido nada

    Para todo lo demás: http://www.sleepinginairports.net/

    Me gusta

    • Hola Iván. Gracias por tomarte el tiempo de leer el post y hacer aportaciones punto por punto.

      Sobre el punto 3, si te informas antes de posibles cancelaciones, etc. ya irás preparado, al menos psicológicamente, para quedarte a dormir en el aeropuerto. Si ya lo sospechas, es menos “traumático” que si te coge por sorpresa. Sobretodo si se trata de alguien que nunca lo ha hecho. No todos los viajeros son mochileros de 20 años. 🙂

      Punto 6: Nunca des por hecho que en todo los aeropuertos van a tener siempre papel en el baño. De hecho, más de una vez he tenido que recurrir al paquete de kleenex que llevaba en la mochila, y no estoy hablando de terminales aéreos del tercer mundo. De todas formas, como no pesa, por qué no llevarlo.

      Me gusta

      • Bueno, quizás tengas razón en que no todo el mundo va siempre preparado para dormir en un aeropuerto 😉 El saco de dormir nunca falta en mi equipaje (tampoco el papel higiénico aunque siempre haya encontrado en los aeropuertos), pero imagino que la gente que no viaja con saco de dormir y pensando que puede dormir dónde sea, mis padres, tampoco se va a acostar en mitad de una terminal y que querrá ir a dormir al hotel más cercano… no me los veo yo ahí tirados 😉

        Me gusta

Gracias por comentar!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s